MARKETING

Marketing es una palabra inglesa que significa en español mercadeo o mercadotecnia. Aunque tiene un uso más extendido, y ya aceptado, el vocablo inglés. Así, que durante todo el contenido haremos mención de esta estrategia como marketing.

Esta disciplina se responsabiliza de estudiar el comportamiento de los mercados y de las necesidades de los consumidores. Analiza la gestión comercial de las compañías con la finalidad de atraer, captar, retener y fidelizar a los clientes finales a través de la satisfacción de sus deseos y resolución de sus problemas.

Los especialistas en marketing suelen centrar sus actividades en el conjunto de las Cuatro P: Producto, Precio, Plaza (distribución) y Publicidad(promoción). El marketing apela a diferentes técnicas y metodologías con la intención de conquistar el mercado y conseguir otros objetivos propios de una compañía comercial.

TIPOS DE MARKETING



Marketing directo:consiste en un sistema interactivo que consigue seguidores y resultados en sus transacciones dándose a conocer a través de los medios publicitarios de un lugar.

Marketing relacional: Se incluye dentro del marketing directo y se basa en un principio fundamental que dice que no hay que vender, sino hacer amigos y ellos serán quienes compren.Conseguir beneficio a cambio de la satisfacción del cliente.

Marketing virtual: recibe también el nombre de cibermarketing y es el que se aplica a Internet, y que se encuentra dirigido a toda persona en el mundo que tenga un ordenador y conexión a la red. En este marketing existen herramientas SEO que son las que permiten que las empresas alcancen una buena visibilidad y puedan vender mejor sus productos o servicios.


Los objetivos de marketing son:

  1. vender más;
  2. fidelizar clientes;
  3. aumentar la visibilidad de marcas, productos y servicios;
  4. administrar una marca;
  5. construir buenas relaciones con los consumidores y asociados;
  6. educar el mercado;
  7. enganchar a los colaboradores.

¿QUE ES EL CICLO DE VIDA DEL MERCADO?

Las empresas necesitan estar atentas a los grandes acontecimientos que influyen en la curva del mercado, cuestiones como: política, hábitos de consumo y mentalidad de la población de una determinada generación, son determinantes para trazar buenas estrategias de actuación en el mercado.

El ciclo de vida comprende cuatro etapas bien definidas: lanzamiento, crecimiento, madurez y decline.

Lanzamiento

La fase de lanzamiento tiene como características, la adquisición de nuevas competencias, conquista y desarrollo de tecnologías diferenciadas u otras cosas que son capaces de transformar la forma de pensar del mercado.

Un gran ejemplo de eso, por ejemplo, son los televisores de LED. Poco se hablaba de ese tipo de tecnologías.

De repente, el mercado comenzó a mejorar los electrónicos y a transformar la forma de pensar del consumidor, mostrando los beneficios reales de ese tipo de tecnología.

Las empresas que lograr mejorar su producción y perfeccionar rápidamente cada una de esas nuevas competencias y tecnologías, terminan conquistando las ventajas competitivas considerables en relación a sus competidores.

La inversión en esta fase es necesaria, por lo tanto, la rentabilidad en ese periodo, tiende a ser baja. Pero, todo es compensado cuando los resultados reales comienzan a aparecer.

Crecimiento

El crecimiento es la segunda fase. Naturalmente, con la aparición de una nueva tecnología o competencia, el mercado comienza a demandar aquel nuevo tipo de producto.

En este caso, es necesario estar preparado para las demandas del mercado.

Vamos a pensar en el ejemplo de los televisores LED, citadas anteriormente: en un primer momento, pocas personas entendían el beneficio real de ese tipo de producto.

No obstante, a la medida en que el mercado fue siendo educado al respecto de las ventajas de esa nueva inversión, fue creciendo la demanda por productos como este, aumentando considerablemente la cantidad de consumidores y empresas que trabajan con ese tipo de tecnología.

Madurez

Al momento de la madurez, el mercado ya está uniforme en relación a la tecnología o competencia en cuestión. La competencia ya está estabilizada y la población ya consumió ese producto en el momento de «fiebre»

En este punto de la curva, la tecnología ya está estancada perdiendo su atractivo, las empresas que tenían que adecuarse a esa demanda ya hicieron su parte, y todo está fijo en aquel momento (probablemente en ese momento, en algún lugar del mundo alguien está estudiando otra forma de perfeccionar los productos, y el ciclo iniciará nuevamente).

Declinación

Cuando la tecnología llega a su madurez, pierde el atractivo para el desempeño de la competencia y el entusiasmo del público, inicia el decline.

Generalmente en esta fase logramos percibir una modificación considerable en la línea de evolución antes invertida por los consumidores.

Muchas empresas desisten de ese mercado y van en búsqueda de nuevas tecnologías y competencias para lanzar otra tendencia, iniciando así, un nuevo ciclo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *