Clasificación del cansancio

Normal

El cansancio se suele presentar en situaciones normales de la vida por causa de aburrimiento, infelicidad, desilusión, hastío, tedio, fastidio, carencia de sueño, o trabajo duro. En este caso se trata del cansancio considerado normal, ya que es una respuesta importante y normal tras un esfuerzo físico, tensión emocional o carencia de sueño; y desaparece después de un periodo adecuado de descanso. También se puede definir como una sensación subjetiva de falta de energía física o intelectual o de ambas.

Patológico

El cansancio también es conocido como astenia, agotamiento o letargo.

Existe un cansancio patológico, anormal y desproporcionado que se presenta sin haber trabajado de forma excesiva, y que es conocido con el nombre de fatiga crónica. La fatiga crónica puede ser el síntoma que delata a un paciente hipo tiroideo, porque las personas con esta enfermedad se sienten cansadas o agotadas.O con otras enfermedades.

Patologías que pueden producir cansancio

        Anemia 
       Cáncer Oculto ( síndrome para neoplásico ) 
        Enfermedad de Addison (Insuficiencia suprarrenal 
        Infecciones crónicas bacterianas 
        Infecciones crónicas víricas (mononucleosis, hepatitis) 
        Intoxicaciones por metales pesados 
        Hipertiroidismo 
        Hipotiroidismo 
        Lupus Eritematoso Sistémico 
        Medicamentos (antialérgicos, antidepresivos y ansiolíticos) 
        SIDA 
        Tuberculosis 

Diagnostico

Resultado de imagen para cansancio cronico

El cansancio es un síntoma, por lo que es expresión del enfermo y no se puede medir de ninguna otra manera. El médico debe investigar su origen, para proponer un tratamiento acorde con la causa del cansancio patológico. Cuando es un cansancio considerado «normal», se recomienda descanso físico y psicológico.

Diagnóstico diferencial

Hay una diferencia importante entre lo que es cansancio y lo que es apatía. El cansancio es cuando se nota que falta energía para hacer un trabajo, a pesar de que exista voluntad de hacerlo, es cuando se siente que el cuerpo no responde. Por el contrario la apatía aparece cuando no se tienen ganas de hacer las cosas.

Se considera una enfermedad crónica por ser de larga duración (más de seis meses) y evolución lenta que rara vez es curable, salvo raras excepciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *