La degradación del Medio

Prácticamente todas las actividades humanas transforman el medio natural y provocan cierto grado de degradación. No obstante, algunas resultan particularmente importantes:

● Agricultura y ganadería: pérdida de bosques, aumento de la erosión y disminución de la producción de oxígeno. Desaparición de la flora y la fauna naturales.


● Pesca: Disminución numérica, o incluso extinción, de diversas especies marinas.

● Extracción de recursos: erosión del terreno, contaminación del suelo y del subsuelo.

● Industria: contaminación atmosférica y de las aguas, lluvia ácida, gases de efecto invernadero.

● Producción de energía: Impacto visual, contaminación atmosférica (centrales térmicas), destrucción de ecosistemas terrestres (presas), generación de radiaciones y residuos muy peligrosos (centrales nucleares).

● Urbanización e infraestructuras: transformación del paisaje, pérdida de ecosistemas, erosión del terreno por obras diversas, contaminación atmosférica y de aguas, y generación de gran cantidad de residuos.

● Guerras: poco consideradas desde el punto de vista del cambio medioambiental, los conflictos bélicos provocan graves daños ecológicos, especialmente cuando se emplean armas químicas o nucleares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *