Piojos Púbicos (ladillas)

Los piojos púbicos, también llamados ladillas, son pequeños parásitos que se adhieren a la piel y al vello del área genital. Las ladillas no son peligrosas y, en general, es fácil eliminarlas.

¿Cómo se contagian?

Generalmente las ladillas se contagian durante el sexo, ya que les gusta vivir en el vello púbico. Los piojos púbicos pasan fácilmente del vello de una persona a otra cuando sus genitales están muy cerca o entran en contacto.

Síntomas de la pediculosis púbica

Por lo general, los síntomas aparecen cinco días después de contraer el parásito. Algunas personas nunca tienen síntomas o piensan que estos se deben a otra cosa (como un sarpullido).

El síntoma más común es una picazón intensa en el área genital, causada por la reacción del cuerpo a las picaduras de las ladillas.

Los síntomas de los piojos púbicos incluyen:

  • Intensa picazón en el área genital.
  • Presencia de insectos minúsculos en tu vello púbico. Por lo general, es posible ver los piojos púbicos si observas el área de cerca o con una lupa. Los piojos púbicos son de color tostado o grisáceo, lucen como cangrejos miniatura y se vuelven más oscuros cuando están llenos de sangre.
  • Presencia de huevos de ladilla (llamados liendres) en la raíz del vello púbico. Las liendres son muy pequeñas y difíciles de ver a simple vista. Son de forma ovalada y de color amarillo, blanco o perlado. Las liendres generalmente están en grupo. 
  • Presencia de manchas oscuras o azuladas en el área de la piel donde viven los piojos púbicos. Estas manchas se generan por las picaduras de las ladillas.
  • Sensación de estar afiebrado, agotado o irritable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *