Crisis del Derecho del Trabajador

El mundo globalizado, las necesidades crecientes de desarrollo industrial, y la oferta de mano de obra cada vez más calificada, ponen en jaque la protección que el Derecho del Trabajo debe brindar a los trabajadores, desde la simple norma constitucional del derecho a un trabajo digno, que se contrapone con el creciente aumento del desempleo y del subempleo, y la flexibilización laboral.

La reducción de los costos laborales, utilizando como excusas la necesidad de competitividad y la crisis económica, hacen que las empresas demanden cada vez normas menos tuitivas de los trabajadores, sobre todo en lo atinente al tiempo de contratación y a los montos indemnizatorios por despido arbitrario. Se va relacionando así cada vez más estrechamente el ámbito laboral con el económico.

En Argentina fue la década del 90 la que trajo una crisis profunda en el Derecho del Trabajo, heredera de las políticas que ya se empleaban en Europa desde dos décadas anteriores, con la proliferación de los llamados “contratos basura”, por tiempos determinados, encubiertos bajo la forma de contratos de pasantías o aprendizaje, o la extensión de los períodos de prueba. Este proceso de crisis no afectó a algunos países de América Latina, como Chile, Brasil y Venezuela, que reforzaron la protección de los trabajadores.

En Argentina, a partir del año 2004 comenzó un proceso de reinstauración de las leyes protectoras de los trabajadores, derogándose las normas que imponían la flexibilización laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *