Violencia Familiar

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

La violencia en el hogar se consideraba como un asunto privado, pero hoy en día es considerado un problema de salud pública y de derechos humanos.

La violencia en el hogar no solo afecta a los cónyuges  sino también a los hijos de las mujeres maltratadas, pues los varones al ver estas actitudes desde el hogar en un futuro pueden llegar a convertirse en maltratadores ya que pueden llegar a pensar que si el padre lo hacía porque ellos no pueden hacerlo, en el caso de las mujeres pueden llegar a casarse pero pueden llegar a convertirse en victimas sumisas de su pareja. El carácter de un niño se define a los 7 años pero en el transcurso de la formación ellos aprenden de mamá y papá, ponen en práctica lo bueno y lo malo que ven en sus hogares y si los hijos no ven conductas agradables de sus padres ellos aun así lo hacen pensando que no hacen mal porque papa y mama lo hacen, pero estas malas actitudes  ya quedaron en la mente del niño y se convierten en un trauma. La violencia del hogar se hace notar en los niños ya que el desempeño no es igual.  Es notable cuando   un niño tiene problemas en el hogar ya que se mantiene alejado de cualquier actividad, no tiene amigos, no le gusta que se le acerquen, agresividad y  constantes pesadillas; pero estas son solo consecuencias de la violencia en el hogar. Hoy en día existen  asociaciones contra la violencia en el hogar las cuales proponen lo siguiente:

  • Si en la relación antes del matrimonio se ven actos violentos es mejor hablarlo y tratar de cambiarlo.
  • Establecer límites en el matrimonio cuando empiezan a haber gritos, ya que los actos violentos empiezan por la falta de comunicación en la pareja.
  • Cuando se dé un problema tratar la forma de calmarse ya  que hay niños de por medio.
  • Saber que cada decisión que tomemos va a afectar de buena o mala forma a los niños.
  • Si ya se llegó a  un extremo en el que la violencia ya no solo es verbal sino física acudir a un centro de consejería para los afectados.
  • Denunciar cualquier abuso hacia un miembro de la familia.
  • Resguarde sus documentos así como los de sus hijos, en una casa de algún familiar

En caso de abuso sexual

Se necesita acudir a denunciar en el mismo domicilio. Para este tipo de casos se recomienda:

  • Evitar bañarse después de abuso, si lo hace se pierden evidencias.
  • Llevar la misma ropa con la que fue victimada.
  • Acudir antes de trascurridas 48 horas, para rescatar las más evidencias posibles.

LINEA 137 DE ATENCIÓN A VÍCTIMAS DE VIOLENCIA FAMILIAR Y SEXUAL ATIENDE LAS 24 HORAS, LOS 365 DÍAS DEL AÑO.

La línea 137 es atendida por profesionales especializados/as que, ante una emergencia o urgencia, ofrece el acompañamiento de un Equipo formado por Psicólogos/as y Trabajadores/as Sociales que llegan a la escena de violencia con personal policial.

Puede comunicarse cualquier persona que necesite ayuda y asesoramiento en el caso de una situación de violencia familiar y/o sexual ya sea víctima, familiar, vecino/a o una institución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *