Violencia Familiar

La violencia intrafamiliar también es conocida como violencia doméstica, y es la que se da entre los miembros de una misma familia.

A través de la violencia intrafamiliar se pone en riesgo a los individuos en tres niveles: físico, emocional y psíquico.

Lo más lamentable es que este tipo de violencia muchas veces es callada por vergüenza o temor.

Es así como los miembros de la familia sufren las consecuencias en silencio.

Cuando ocurre violencia intrafamiliar, es un indicador de que se necesita ayuda profesional.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, el 35 % de las mujeres del mundo han sufrido algún tipo de violencia intrafamiliar.

CAUSAS

Los factores que originan la violencia intrafamiliar pueden ser muy variados.

La intolerancia es uno de esos factores o causas.

Cuando las personas no son educadas para tolerar, para aceptar, terminan volcándose violentamente contra otras.

De igual forma la falta de control de los impulsos es otras de las causas.

Cuando no se ha tenido un buen desarrollo de vínculos afectivos, las personas no son capaces de establecerlos, por lo tanto adoptan conductas agresivas.

Otra de las causas es la incapacidad de resolver problemas.

Hay causas como el alcohol, el consumo de drogas.

El agresor o agresora, frecuentemente es una persona con baja autoestima, lo que ocasiona frustración y consecuentemente actitudes de violencia.

CONSECUENCIAS

La violencia intrafamiliar es un problema que generar graves consecuencias.

Las víctimas de cualquiera de los tipos de violencia intrafamiliar sufren daños físicos, emocionales y psíquicos.

Se hacen incapaces de establecer o mantener relaciones afectivas. Sufren problemas de autoestima.

La violencia intrafamiliar puede incluso generar la muerte.

Es por ello que ante las señales de violencia intrafamiliar hay que acudir por ayuda de expertos.

Se hace necesario que los agresores puedan aprender a gestionar sus emociones, controlar sus impulsos y superar la intolerancia a tiempo.

Las víctimas también necesitan ayuda, para superar las consecuencias y desarrollar una vida plena, mediante la superación de los estragos originados por la violencia intrafamiliar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *